lunes, 2 de marzo de 2009

IMPORTANTE PROYECTO SOBRE HUMEDAL DEL ARROYO MORÓN PRESENTADO POR LA DIPUTADA PIANI

PROYECTO DE DECLARACION
La Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires:
DECLARA
Su profunda preocupación ante la posibilidad de la instalación de una planta de TRANSFERENCIA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS en el lugar ubicado en un predio lindero al HUMEDAL DEL ARROYO Morón y el VALLE DE INUNDACION, el cual forma un ecosistemas de gran importancia para los procesos hidrológicos y ecológicos de esta zona del conurbano bonaerense y debe ser preservado como bien social dado la riqueza de biodiversidad, y la importancia para todo los bonaerenses.-
FUNDAMENTOS
Hemos recibido en esta Cámara diferente reclamos de vecinos, como así también de ONG dedicadas a la temática ambiental, es por eso que manifiesto en el presente proyecto mi preocupación, y alarma ya que el Partido de Morón y Hurlingham me afecta como ciudadana, y como defensora de los principios constitucionales como lo es el medio ambiente.
Este predio no se ubica frente al Ferrocarril San Martín en Morón según indican los vecinos, sino frente a barrios muy poblados de Hurlingham, frente a las infectadas aguas del Arroyo Morón, y frente a la Ruta 4.
Es como una cuña que se introduce en nuestro Partido y que era de la antigua Delegación de Hurlingham, cuando todo era Partido de Morón. Este predio cuyo propietario es la Provincia de Buenos Aires, pero está bajo la jurisdicción Municipal de Morón. Este predio fue utilizado como basural legal y como depósito de vehículos, motos, etc. Los vecinos y medios periodísticos, exclaman que en ese lugar entraban los camiones del Municipio de Morón a descargar los escombros sacados de las plazas remodeladas. El proceso de compactación y el comienzo del retiro de escombros del lugar se dio por las gestiones realizadas por COEPSA (Centro Oeste de Estudios Políticos y Socioambientales) y por intervención de la OPDS a quién se le informó de la existencia de este basural, EL BASURAL DE LA PROPIA PROVINCIA DE BUENOS AIRES DENTRO DEL MUNICIPIO DE MORON.
Este basural antes mencionado era desconocido por la OPDS, y frente al reclamo de la COEPSA y los vecinos, fue el propio gobernador quien mediante un acto dio clausura al basural, junto al intendente de Morón Martín Sabbatella.
Ahora bien, luego de abandonar este lugar como basural, con las consecuencias que provoca al microclima de la zona, ahora se pretende instalar la planta TRANSFERENCIA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS a solo metros del Arroyo Morón afectando aun más la zona. Pero todo esto conlleva consecuencias directas sobre los HUMEDALES que rodean el Arroyo Morón. Estas son áreas que se inundan temporariamente, donde la napa freática aflora en la superficie o en suelos de baja permeabilidad cubiertos por agua poco profunda, es por eso que tener una planta de transferencia en las inmediaciones contaminaría directa o indirectamente los mismos. El agua juega un rol fundamental en el ecosistema, en la determinación de la estructura y las funciones ecológicas del humedal, es por eso que cualquier sustancia llevaría a cambiar el ciclo normal.
Como bien lo desarrolla la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, los humedales son importantes y hay que protegerlos, ya que son ecosistemas de gran importancia por los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y la diversidad biológica que sustentan. Entre los procesos hidrológicos que se desarrollan en los humedales se encuentra la recarga de acuíferos, cuando el agua acumulada en el humedal desciende hasta las napas subterráneas.
Las funciones ecológicas que desarrollan los humedales favorecen la mitigación de las inundaciones y de la erosión costera. Además, a través de la retención, transformación y/o remoción de sedimentos, nutrientes y contaminantes juegan un papel fundamental en los ciclos de la materia y en la calidad de las aguas. Los humedales generalmente sustentan una importante diversidad biológica y en muchos casos constituyen hábitats críticos para especies seriamente amenazadas.
Asimismo, dada su alta productividad, pueden albergar poblaciones muy numerosas. Diversas actividades humanas requieren de los recursos naturales provistos por los humedales y dependen por lo tanto del mantenimiento de sus condiciones ecológicas. Dichas actividades incluyen la pesca, la agricultura, la actividad forestal, el manejo de vida silvestre, el pastoreo, el transporte, la recreación y el turismo.
Uno de los aspectos fundamentales por los que en los últimos años se ha volcado mayor atención en la conservación de los humedales es su importancia para el abastecimiento de agua dulce con fines domésticos, agrícolas o industriales.
La obtención de agua dulce se evidencia como uno de los problemas ambientales más importantes de los próximos años; dado que la existencia de agua limpia está relacionada con el mantenimiento de ecosistemas sanos, la conservación y el uso sustentable de los humedales se vuelve una necesidad impostergable.
No obstante la importancia que se le da hoy en día a la conservación de los humedales, durante siglos fueron considerados tierras marginales que debían ser drenadas o “recuperadas”, ya sea para mejorar las condiciones sanitarias o para su afectación a la producción, principalmente para la ampliación del área agrícola o urbana. Por ejemplo, se estima que en los EE.UU. se perdieron más de un 50% (87 millones de hectáreas) de sus humedales originales; los porcentajes podrían ser iguales o mayores para otros países.
Además de las acciones directas que se han realizado para drenar y “recuperar” humedales, estos están sujetos al deterioro tanto por las obras que se desarrollan en los ecosistemas acuáticos que provocan modificaciones en el ambiente, como represas y canalizaciones, como por actividades que se realizan en zonas terrestres cercanas a los humedales, ya sea por extracción de agua o por adición de nutrientes, contaminantes o sedimentos, por ejemplo la agricultura, deforestación, minería, pastoreo y desarrollo industrial y urbano. Debe tenerse en cuenta que, dado el carácter dinámico de los ambientes lóticos, cualquier parte del ecosistema puede ser afectado por eventos que sucedan aguas arriba (contaminación). La presencia de especies migratorias también sufre el impacto de la alteración de la condición original del curso de agua (represas, dragados y puentes).
La presente preocupación ya se encuentra protegida por la Convención sobre los Humedales aprobada por nuestro país en el año 1991 a través de la sanción de la
Ley 23.919, que entró en vigor en septiembre del año 1992 luego de depositado el instrumento de ratificación. Así se inició la participación de nuestro país en la Convención, con la inclusión de tres sitios en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (Sitios Ramsar): los Parques Nacionales Río Pilcomayo (Formosa) y Laguna Blanca (Neuquén) y el Monumento Natural Laguna de los Pozuelos (Jujuy).
Por todo lo expresado en estos fundamentos, es que se solicita el voto favorable para la aprobación de este proyecto de Declaración.